Home / Notas / Después de leer esto, jamas serás la amante de un hombre comprometido

Después de leer esto, jamas serás la amante de un hombre comprometido

Él no va a dejar a su mujer por ti.

Por más que te diga que le hubiera fascinado conocerte antes de casarse, no va a dejar a su mujer por ti.

Por más mejor s3x0 que le practiques, no va a botar su esposa por ti.

Por más que a te diga lo muy mal que se siente en su hogar, no va a dejar a su mujer por ti.

Porque él ya tiene algo serio en casa. Tiene hijos y una esposa que, si bien, ya no la ama como antes, le sigue teniendo una gran respeto por ser la madre de sus hijos. Y tú eres precisamente lo que le falta para que él se sienta tranquilamente: Ser la amante es parecido a poner la cereza sobre el pastel, sólo vuelve más sabroso el postre.

En vez de refunfuñar por el hecho de que él dure mucho en cumplir con la promesa de abandonar a su familia, reflexiona:

¿Es que acaso tan poco te haces valer que te conformas a una migajas de cariño y afecto de alguien que nunca podrá estar disponible para ti?

¿Es que acaso 20 minutos de charlas y felicidad con él compensa horas y horas de angustia y de tristeza porque él no puede responder tus llamadas ya que se halle ocupado o con su familia?

Los mejores momentos de tu vida mientras eres la otra se te van pasando, linda. Y se van más rápido de lo que tu crees.

Quizas cinco años de lucha porque ese hombre sea totalmente tuyo, pudieron haber servido para encontrar a otros 10 hombres que, si bien, la mayoría no te hubiesen llamado la atención, al menos uno sí y éste dispondria de tiempo de sobra para estar contigo y vivirlo sin provocarte tristesa o dolores de cabeza.

Porque esa relación que llevas con ese hombre casado tan sólo te trae cosas negativas. Más allá de que la gente te va a catalogar mal, tu auto-concepto, tu imagen personal se va cayendo día a día. Quizas no te digas: “Que asco valgo como mujer para permitir esto como amante“, pero tu inconsciente lo percibe así todos y cada uno de los días. Y se va transformando en una espiral negativa.

Además, las estadísticas tampoco están de tu parte. Sólo el 4% de los hombres que poseen una amante, acaban dejando a su esposa por estar con la otra.

Tú eres miembro del 96% que estará esperando y desperdiciando su valioso tiempo en una ilusión que nunca se concretará.

Es momento de que te quites la venda de la cara y probablemente él te convenza de que ahora sí se decide. El problema es que, a partir de ahora, empezará tanto tu perdicion como la de él.

Tu familia mirará mal aquella relación. Los padres de él jamas desearan conocerte. La mujer de él seguramente, por venganza, le despojara parte de sus derechos que tiene como padre y ya no tendrás al hombre confiado y sensual de quien te enamoraste sino a una persona que se siente culpable de haber dado paso a una relación contigo e infeliz porque extrañará a sus hijos.

No te engañes más: él no va a abandonar a su esposa por ti. ¡Y qué bendición es que no lo permitas! Porque gracias a esa experiencia comenzaras a experimentar lo que verdaderamente vales y tendrás espacio y tiempo para dedicarte a conocer a otros chicos que puedan estar contigo y tenerte como la Opción Núm.(1)

Porque no se trata de medir tu grado de belleza porque un hombre importante, ocupado y marido de una hermosa mujer quiera ahora estar contigo ni que dependas de tal clase de atención, sino de que encontrandote sola o en compañía sepas con total certeza que eres una mujer especial y que si alguien te desea sólo como la segunda opción, puede doblar suavemente hacia la puerta e irse directamente a la M#%#%$da… Poder decirle con autoridad: “O me deseas completa… o sino NEXT!”

Ahora sí, rápido querida lectora, te invito a que dejes de ser la amante o la otra; que el tiempo más que oro, es vida. No vuelvas a perder tiempo con alguien a quien no puedes tener contigo.

Close