Home / Notas / Un abogado se casó con una mujer que se había casado seis veces. La noche de nupcias, en el cuarto del hotel, la novia le dice:

Un abogado se casó con una mujer que se había casado seis veces. La noche de nupcias, en el cuarto del hotel, la novia le dice:

Cuando una persona se casa lo hace porque esta seguro que quiere pasar el resto de su vida con esa persona especial, ya que la considera como su alma gemela o su media naranja, como lo quieras llamar. No obstante, a veces las personas se casan con las equivocadas y el matrimonio deja de funcionar de un momento a otro.

¿Por qué pasa esto? Pues, quizás por el apuro de encontrar a alguien con quien pasar tu vida entera, el miedo a la soledad o a las responsabilidades independientes. Muchas veces esto es lo que causa que las personas se divorcien antes de lo esperado.

No obstante, hay pruebas de que existen matrimonios que sí funcionan a pesar de las discusiones, puesto que las parejas saben cómo tener el control de la situación y no abusan de la confianza del otro. Pero, ¿qué tan seguido vemos parejas así en el mundo?

Los protagonistas en esta ocasión son una mujer que se había casado ya seis veces, pero ninguno de sus matrimonios funcionó correctamente porque acabaron en divorcio. Pero, esta vez, la mujer se casaba una séptima vez buscando que fuera la definitiva.

Pero, todo cambió en la cara del hombre cuando la mujer le dijo en la noche de bodas que era virgen. Él le dijo que sabía que había estado casado seis veces, ¿cómo era posible que aún era virgen? Le pidió una explicación y ella le dijo lo siguiente:

‘Bueno, mi amor. Te explico: resulta que mi primer marido era una psiquiatra, y él solo quería hablar del acto ínt1mo en vez de hacerlo. Toda una perdida de tiempo; mi segundo marido era un ginecólogo, por lo que solo quería examinarme, en vez de tocarme.

Mi tercer marido era un fanático de las estampillas, por ello las coleccionaba, pero el solo buscaba de lamer todo lo que encontrara a su pasa. No era tan malo después de todo, pero nunca fue más allá, por otra parte, mi cuarto marido trabajaba de gerente de ventas, y él solo sabía que tenía el producto, es decir, a mí. Pero no sabía cómo se utilizaba.

Mi quinto marido era funcionario público, por ello comprendía exactamente cómo funcionaba todo, pero no sabía de verdad si esta competencia fuera de él. Estaba medio confundido. Y, por último, mi sexto marido era técnico en electrónica, y el siempre me decía que si todo estaba funcionando bien era mejor no hacer nada para desmejorarlo.

Por eso me case con un abogado ahora, puesto que estoy totalmente segura que me darás duro por cualquier lado.

Close