Home / Notas / La mujer pidió anular el matrimonio solo una semana después de casarse. Cuando explicó el motivo, se escucharon carcajadas

La mujer pidió anular el matrimonio solo una semana después de casarse. Cuando explicó el motivo, se escucharon carcajadas

Contraer matrimonio con una persona no es algo que se deba tomar de juego, puesto que una boda no solo es un evento que se celebra con amigos y familia, sino un encuentro donde ambas parte firman un acuerdo para hacer legal su unión ante muchas personas.

Es por ello que, si vale arrepentirse, hay que tener justificaciones muy claras y muy bien argumentadas, puesto que este es un tema delicado que puede herir a muchas personas, no solo a los dos implicados. Es por ello que la historia que te traemos a continuación de seguro te dejará con la boca abierta.

Y es que esta mujer decidió anular su boda por motivos un poco razonables para una mujer, aunque para nada razonables para el hombre, ya que ella tiro la toalla con él en el momento en que aceptó tener relaciones con su marido por segunda vez.

¿Y es que acaso era muy malo en la cama? pues, no, pero el gran tamaño de su miembro era lo que volvía los encuentros una pesadilla, según su esposa.

Así es, la causa de divorcio de esta mujer con su marido, quienes estaban recién casados, no fue más que las relaciones que ellos tenían, puesto que las describía como una completa pesadilla. Es por ello que ella decidió anular su matrimonio tan solo una semana después de que se casaron, pero cuando explicó el motivo de su separación, todo el se echó a reír.

El nombre de ella es Aisha Dannupawa y ya había estado casada antes, incluso tiene tres hijos, pero para ella no es un asunto gracioso, puesto que realmente sufre a la hora de estar juntos.

Asegura que la primera vez fue horrible, pero pensó que mejoraría y se acostumbraría, pero la segunda vez no fue diferente, su miembro era demasiado grande que hasta tuvo que pedirle a su madre que le diera pastillas para el dolor.

Su esposo está consciente de este ‘defecto’, jamás lo negó, pero para anular el matrimonio quería que la mujer le devolviera toda la cantidad de dinero que gastó para conquistarla, lo que serían unos 300 dólares.

No obstante, la corte le pidió a la pareja que se reconciliaran antes de la última vez que se vieran en la audiencia, aunque no se sabe si la mujer a accedido.

¿Qué harías tú si estuvieras en el lugar de esta pobre mujer? ¿Lo aguantarías?

Close