Home / Notas / Un amigo dentista me enseño a eliminar el sarro, la gingivitis y blanquear mis dientes en minutos con esta receta casera

Un amigo dentista me enseño a eliminar el sarro, la gingivitis y blanquear mis dientes en minutos con esta receta casera

La placa dental es una condición común que ocurre en nuestros dientes. De hecho, es una delgada cubierta incolora y pegajosa de bacterias que se acumula en los dientes. Si no se trata a tiempo, continuará acumulándose y convertirse en sarro, causando gingivitis, o inflamación del tejido de las encías.

Sin embargo, hay remedios naturales que son muy eficientes, y además son seguros sin ninguno producto químico en ellos. Uno de los mejores remedios naturales en el mundo es el uso de aceite de coco. Este es el remedio natural más poderoso para una placa.

El aceite de coco es un potente aceite natural que tiene una amplia gama de usos y de ventajas, sin embargo en este artículo nos concentraremos en la salud y la higiene bucal. Gracias a sus poderosas propiedades puede prevenir problemas dentales y ofrecer una sonrisa sana y blanca.

Otra solución natural para la placa dental es el bicarbonato de sodio que también es muy eficaz en blanquear los dientes. Reduce el número de bacterias nocivas, ya que tiene la capacidad de neutralizar los ácidos en la cavidad bucal.

Receta para la prevención de la formación de la placa dental

Ingredientes:

• 2 cucharadas de bicarbonato de sodio

• 2 cucharadas de aceite de coco extra virgen

• Algunas gotas de aceite esencial de menta

Modo de preparación:

Utilice un tazón donde usted mezclará todos los ingredientes hasta que consiga una pasta espesa. Si lo desea, puede incluir algunas gotas de aceite esencial.

Modo de uso:

Tome su cepillo de dientes y sumérjalo en la pasta formada, luego cepillarse los dientes dos veces al día como de costumbre.

Existen más recetas naturales que son muy eficaces en la eliminación de la placa dental si se utilizan una o dos veces por semana:

1. Prepare una mezcla compuesta por 1 cucharadita de sal y 2 cucharadas de bicarbonato de sodio. Use esta mezcla como una pasta y cepille suavemente los dientes.

2. Prepare una mezcla compuesta de 1 cucharadita de bicarbonato de sodio con un poco de peróxido de hidrógeno para formar una pasta, y luego cepillar los dientes y las encías. Después de eso, escupirlo y enjuagar bien la boca.

3. La manera más simple es poner un poco de bicarbonato de sodio en el cepillo de dientes mojado, y después cepillar los dientes. Después de eso, enjuague la boca con agua tibia.

Nota: tenga en cuenta el hecho de que el uso excesivo de bicarbonato de sodio puede dañar su esmalte, por lo tanto úselo moderadamente.

Close